sábado, 10 de noviembre de 2012

La visita de Mar a las olas

El próximo día 28 de noviembre vamos a tener el honor de contar en el Taller de Escritura Creativa con la presencia de la escritora Mar Sancho (Valladolid, 1972), y su último libro: Leningrado tiene 700 puentes. Será a las 18.00 h en la biblioteca del Centro de Educación de Adultos de Tordesillas.

Poeta, narradora, licenciada en Derecho y doctorando en Literatura Española, es una de las escritoras jóvenes de Valladolid, además de ser la directora de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de Castilla y León (ADE).

Ha recibido varios premios, entre otros: el Premio Letras Jóvenes de Castilla y León en 2000 y 2002; Premio Granada Literaria en 2009, en poesía; Premios Universidad de Granada, en 2002 y 2004; Concurso Literario de la Felguera, en 2004, y Premio Ana María matute, en 2006, en relación con el cuento y el relato.

Su último libro es una recopilación de esos relatos nacidos de múltiples viajes, y que ahora se han abierto camino hasta nuestros corazones.

Según palabras de la propia Mar: "Viajemos todos allí donde nos lleven las palabras".

Cuando la invitamos a acercarse a este mar, nos dijo: "Que vayan y vuelvan olas de palabras". Gracias, Mar, por acercarte a estas aguas.

Para los que todavía no la conozcáis, aquí tenéis un vídeo de la presentación de su último libro en Valladolid, como aperitivo. ¡¡¡Buen provecho!!!


5 comentarios:

  1. Estrené esa interesante mañana en aquel “excelso club” del que días atrás me enteré que me habían borrado. A pesar de todo, volví.
    Me enfrenté con cierto temor a un ordenador y te busqué y, ¡bingo!, te encontré. Había sido más fácil de lo que pensaba pero tropecé con un incómodo detalle: No Prestable.
    Tras darle unas vueltas y pensar en las opciones del mensaje, decidí ir al mostrador a enseñar mi incredulidad.
    La frase era muy clara y aquella mujer me confirmó su significado, pero aun así continuaba sin asumirlo y seguí inquiriendo. Entonces te buscó ella en su ordenador y volvió a decir que no se prestaban tus trabajos; la tercera vez que recibía aquel mensaje y mi cara continuaba preguntando. Ella buscó entonces la manera de deshacerse de mí aportando mas datos a su discurso y me dijo que estabas en Local, es decir, que si estuviera interesada en echar un vistazo a tus libros tendría que ir a la sala de investigadores y pedir permiso para ello, pero que si tenía la intención de seguir interesada, tendría que sacar un carné de investigadora y ya podría investigarte.
    Mi cara quería comprender, pero no lo conseguía.
    Para finalizar, me explicó las dos funciones de la biblioteca, y entonces pensé: hace mucho que no piso una…

    Afortunadamente, hemos tenido la oportunidad de leer un cuento tuyo en clase, concretamente el que da título a tu último libro: “Leningrado tiene 700 puentes”. Cuando comenzó la narración, hablando de cables y no recuerdo qué más, ya estaba allí mismo, en Leningrado, dispuesta a disfrutar de tu talento, cuando de repente, unas palabras me noquearon: Medina de Rioseco. Volví inmediatamente a la escena y disfruté mucho, sobre todo de la mitad hacia el final. Me ha parecido una idea original e impactante.
    A veces pienso en ello y en darme un empujón y hacer lo mismo que hace tu protagonista…, pero de momento, no con el ruso, sino con el inglés.
    Espero seguirte, y no sé, quizás investigarte, o quizás leerte, quizás en otro idioma, quizás encuentre quién se ha comido tus comas…

    S¡lv!a

    ResponderEliminar
  2. “No se había apagado aún el verano y, sin embargo, las aguas mecían fragmentos de hielos, pequeños en un principio, inmensos después, como barcos traslúcidos e incomprensibles. Con su proximidad el aire se volvía azul, fácil de respirar, y su frialdad se adentraba en los cuerpos haciendo estremecer a los hombres más rudos. Arrebujada en una manta, Diedra solía abandonar los ojos en aquellos hielos a la deriva y no hablaba con nadie”
    (Fragmento del relato LA DAMA DE COBRE. “Leningrado tiene setecientos puentes” Mar Sancho. Editores Tropo)

    ResponderEliminar
  3. Espero que toméis nota de todo y que me lo contéis con pelos y señales ¡¡¡Joooooooo me lo voy a perder!!! Últimamente vivo en intermitente tres días si y tres no y al parecer todo lo interesante tiene tendencia a suceder en los días no. Días sin día...
    Besos, besos y letras...

    ResponderEliminar
  4. iNTERESANTE FRASE...NUESTRA PRESENCIA EN UN LUGAR SIGNIFICA NUESTRA AUSENCIA DE TODOS LOS DEMAS...ME ENCANTA Y QUE SABIA LA FORMA DE SOLUCIONARLO...PODER ESTAR EN DONDE TU QUIERA Y ADEMAS A LA VEZ...VIAJANDO CON LA LITERATURA...INSISTO ME ENCANTA.


    MAY, BESOS SONRIENTES.

    ResponderEliminar
  5. en estos tiempos dificiles sin esperanza aferremonos a la literatura ,a la cultura en general
    los jovenes,sed mas libres, los libros os ayudaran a que no os manipulen
    teo

    ResponderEliminar