martes, 28 de junio de 2011

Del mar a Urueña

«Cráteres, desiertos salados, acantilados, montañas cortadas: todos los paisajes que nos sugieren el fin del mundo también nos sugieren su comienzo. Quizá, en realidad, ambos acontecimientos sean uno solo, y corresponda a nuestra capacidad de ficción la tarea de mantenerlos férreamente separados para inventar el tiempo, la historia y, en la más sofisticada pirueta de la fantasía, inventarnos a nosotros mismos» («La gran invención», Rafael Argullol. El cazador de instantes, editorial Acantilado).

El pasado 21 de junio, coincidiendo con el Día de la Música, llegamos a Urueña para entregar los premios del VII Concurso Literario Villa del Duero y estrenar el solsticio de verano, que comenzó a las 17.16 h de esa tarde.
La escritora Elena García Quevedo y Ricardo Enjuto Ruano

La jornada comenzó con la escritora Elena García Quevedo, que formó parte del jurado, junto a Rafael Torres, que regenta con su compañera de navío (Los Navegantes del Palomar) la pequeña librería conocida como El Rincón Escrito, situada en la Villa del Libro. Muy cerca de la librería, se encuentra un lugar espectacular para ver la luz crepuscular de las puestas de sol de Urueña. Ese lugar, como dijo Antonio Colinas, donde «la luz llora luz», hay más cielo que tierra, y bailan los libros al son de los acordes de la música medieval y renacentista, que nos acompañó a última hora de la tarde, la del dúo compuesto por Luis Delgado y César Carazzo.

Integraba también el trío del jurado Arturo J. Pinto, jefe de Prensa y Comunicación de la Diputación de Valladolid.
Los relatos y poemas premiados tendrán que esperar, como en otras ocasiones, a ver la luz cuando se publique la revista del Concurso, allá por el mes de octubre. Pero mientras esto sucede, acompañaremos el oleaje de este mar con otros textos presentados por cada uno de los participantes. Palabras llenas de magia, de nostalgias, de historias maceradas en aulas y talleres, de encuentros con la vida y con los libros.

Aquí os dejamos imágenes de aquella tarde festiva, y la presentación final en la que podréis ver el nombre de las personas que obtuvieron los premios y menciones correspondientes.
Nuestro especial agradecimiento a todos los que habéis participado en el concurso, en cada actividad y espacio de este curso. Sin vuestras palabras, generosidad por compartir, constancia y vuestras ganas, sería imposible ver rocas elefantinas ni dejarse mecer por las olas, ni abandonarse al viaje que, de alguna manera, se hace al escribir. 

Relatar, inventar, construir nuevas geografías literarias ha sido nuestra ruta de navegación, porque, como nos dijo Delphine Bertholon: «Las cosas puestas en frases es como si fueran menos graves: si se acuestan sobre papel, las angustias que te roen estilo hámster diabólico se transforman en cosas materiales que uno puede romper cuando quiera».
O simplemente por la inquietud interna de proponer otros mundos, diferentes encuadres, caminos vividos o imaginados. Que el verano nos traiga y nos lleve nuevas palabras y buenos momentos.

Gracias.   
Elena García Quevedo y Ricardo Enjuto Ruano


Elena García Quevedo y José Manuel Cano Medrano


María Monsalve y Alejandra Navas

Natividad García Hernández y Ramiro Ruiz Medrano
Ganadores del primer premio de poesía y Ramiro Ruiz Medrano

Director CTEA de Tordesillas y Silvia Mancha de la Fuente



                                                                                                      Rosa Díez y Manuel Pérez-Minayo

Margarita Gómez y Ramiro Ruiz Medrano




Pedro Mencía y Yamira Cantalapiedra

Rafael Torres y Manuela Mangas Enrique

Fotografías de la entrega de premios:
Fotografías del vídeo: Enma Villafaina, Silvia Mancha, José Manuel Rodríguez, Juliana Ortega, Milagros Martín, María Jesús de la Madrid.

miércoles, 15 de junio de 2011

Fin de curso y entrega de premios

Todo llega a su fin, y este intenso curso lo hace el día 21 de junio de 2011, en la amurallada Urueña. Donde los atardeceres, me han comentado, son comparables a los de La Alhambra.

Allí se nos espera a las 17.00 h para dar comienzo al acto de entrega de premios del Vll Concurso Villa del Duero, en el Centro e-Lea.

Tenemos un programa entretenido y variado en el que contamos con la participación de la escritora Elena García Quevedo http://www.elenagarciaquevedo.es/, que romperá el hielo.

A las 18.00 h está programada una pausa para el café, una vuelta por Urueña o una grata conversación en este precioso espacio.

No conviene perderse demasiado, ya que a las 18.30 h será la entrega de premios del concurso literario, y todos los que tengamos trabajos presentados estaremos mordiéndonos las uñas, esperando el veredicto del jurado (tal como lo he dicho parece algo malo).
Buena suerte a todos los que han presentado sus trabajos.
Quarteto de Urueña
Cuando estén los nervios tranquilos, sobre las 19.30 h, nos amenizaran la fiesta con un concierto sobre "El texto musicalizado a través de la historia y la tradición", que corre a cargo de Luis Delgado y César Carazo


Con lo que se dará fin a un curso lleno de libros, profesores entregados, clases magistrales...
Esperaremos impacientes sabiendo que, pase lo que pase, el trabajo está hecho con entusiasmo.

martes, 7 de junio de 2011

CARNE Y HUESO... DE ESCRITOR

Antonio Muñoz Molina
 Desde que recuerdo me ha fascinado leer. Casi al mismo tiempo me ha intrigado conocer de una u otra manera a las personas capaces de hacerme disfrutar con sus escritos. Sentir la presencia física de quienes antes han provocado esa admiración. Por eso en ocasiones ejerzo de "voyeur" y me acerco allí donde puedo apreciar su presencia real. A veces incluso saco alguna foto, si me dejan, como forma de llevarme a casa ese instante. Me gusta contrastar lo imaginado del escritor o escritora con lo vivido y percibido. Con esta entrada pretendo eso, contar lo que hemos visto en los autores cuando hemos tenido la ocasión de tenerles cerca, en carne y hueso.¿Idealizamos su figura? ¿Se corresponde lo percibido con lo imaginado?¿Qué les hubiéramos dicho de haber tenido oportunidad?¿Qué nos sugieren sus fotos?



Clara Sánchez

Almudena Grandes

Benjamín Prado


 
Alicia Giménez

Vargas LLosa

Crist Steward

Maruja Torres


Maria Dueñas



jueves, 2 de junio de 2011

PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE LAS LETRAS 2011

Leonard Cohen. Un premio muy merecido.

“MADRID, ESPAÑA (02/JUN/2011).- El cantautor y escritor canadiense Leonard Cohen fue galardonado ayer con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en reconocimiento a sus canciones y a sus obras literarias, que el jurado consideró parte de un “imaginario sentimental” que ha influido en varias generaciones.” (http://www.informador.com.mx/)
Leonard Cohen está muy unido a las letras españolas, ha colaborado en varias ocasiones con artistas españoles. Incluso uno de sus hijos se llama Lorca en honor al poeta.
Seguro que si pensamos un poco, alguna de sus canciones ha marcado un momento de nuestras vidas. ¡Enhorabuena!
SUZANNE (1968)


Suzanne te lleva abajo


a su sitio junto al río.
Tú puedes oír pasar los barcos,

puedes pasar la noche junto a ella.

Y sabes que está medio loca.

Pero eso es por lo que quieres estar allí.
Y ella te ofrece té y naranjas
que vinieron todo el camino
desde China.
Y justo cuando tú quieres decirle que no tienes amor que darle,


ella te sintoniza en su longitud de onda

y deja que el río conteste

que tú siempre has sido su amante.


Y tú quieres viajar con ella.

Y tú quieres viajar ciego.

Y tú sabes que ella confiará en ti,

porque tú has tocado su cuerpo

perfecto con su mente.

Y Jesús fue un marinero

cuando caminaba sobre las aguas.

Y pasó mucho tiempo observando,

desde su solitaria torre de madera,


y cuando supo seguro

que solo los hombres ahogados podrían verle,


dijo " Todos los hombres serán marineros entonces, hasta que el mar los libere".

Pero él mismo fue roto mucho antes de que el cielo se abriera.
Abandonado, casi humano

se hundió bajo tu sabiduría.
Y tú quieres viajar con él.


Y tú quieres viajar ciego

Y piensas que quizá confíes en él.

Porque él ha tocado tu cuerpo

perfecto con su mente.

Ahora Suzanne

te toma de la mano

y te conduce al río.

Ella lleva ropas viejas y adornos
de los estantes del Ejército de Salvación.
Y el sol se derrama como miel
sobre nuestra señora del puerto
y ella te enseña dónde mirar,
entre la basura y las flores.

Hay héroes entre las algas.
Hay niños en la mañana.
Ellos se asoman buscando amor
y lo harán así para siempre,
mientras Suzanne sostenga el espejo.

Y tú quieres viajar con ella.
Y tú quieres viajar ciego.
Y tú sabes que puedes confiar en ella.
Porque ella ha tocado tu cuerpo
con su forma de pensar.