domingo, 25 de marzo de 2012

Octavo Concurso Literario Villa del Duero

Se ha abierto el plazo de presentación de trabajos para el VIII Concurso Literario Villa del Duero, este año con la inclusión de la modalidad de microrrelato además de las dos tradicionales (relato y poesía). Prestad atención a las bases porque en esta ocasión hemos modificado algunas cosas. Podéis pulsar sobre la imagen para verlo con más nitidez.
Por otra parte, aquellas personas que decidáis enviar los textos por correo electrónico, no olvidéis incluir todos vuestros datos personales, de igual manera que si lo hacéis por la vía tradicional; es decir: nombre, apellidos, dirección, número de teléfono y grupo al que pertenecéis.




Agradecemos a todas las personas que un año tras otro hacéis posible que este certamen siga adelante: participantes de las diferentes zonas, miembros del jurado, compañeros de trabajo, y en esta ocasión también al ilustrador Juan Luis López Anaya, que nos ha cedido la magia de sus dibujos. 
Estamos preparando con muchísima ilusión la entrega de premios que será el día 15 de junio en la Villa del Libro (Urueña). Os esperamos a todos allí para celebrar un curso regado con vuestras ganas de escribir, vuestro impulso por crear, la presencia de buenos escritores y los encuentros de cine y literatura. Este año de tantas incertidumbres es cuando más esperamos vuestros trabajos, porque hay mucho que decir, y necesitamos de vuestras buenas ideas y palabras para seguir navegando.

jueves, 8 de marzo de 2012

CLÍO EN UN TIEMPO DE ARENA



"El pasado solo es arena depositada en el globo inferior de un reloj. Tiempo de arena silenciosa y quieta, que solo tiene sentido si una mano la hace girar y le devuelve el movimiento".
(Inma Chacón. Tiempo de arena)


Gracias por cada palabra, por cada gesto. GRACIAS.
Fotografía: María del Rosario Val

Fotografía: María del Rosario Val 














Fotografía: María del Rosario Val  
Diseño del cartel: Jesús Salviejo
Hace ya algunos años, las historiadoras Bonnie S. Anderson y Judith P. Zinser escribieron una magnífica y revolucionaria Historia de las mujeres. En esta obra pionera, las autoras llamaban la atención sobre el silencio y la invisibilidad que se cernía sobre el pasado de las mujeres, y extraían una conclusión urgente: "No puede haber igualdad cuando más de la mitad del género humano carece de historia (…). Conocer la historia de las mujeres cambia irrevocablemente la propia visión del pasado".
         Es evidente que, tres décadas después del libro de Anderson y Zinser, la situación a este respecto ha cambiado mucho gracias a los trabajos de una nueva generación de jóvenes historiadores/as que han encendido antorchas para iluminar el silencio. Sin embargo, aún quedan muchas parcelas oscuras por roturar. Y para ello contamos con dos herramientas imprescindibles: la investigación y la imaginación.
         Investigación e imaginación que Inma Chacón utiliza con una extraordinaria soltura en su nueva novela, finalista del Premio Planeta 2011. Tiempo de arena nos adentra en la España de finales del siglo XIX y principios del XX. Una época convulsa y llena de expectativas de cambio, en la que las fuerzas de la modernidad y del progreso se enfrentaban a las del inmovilismo y el conservadurismo en una larga partida que aún está en juego.
         Cuatro mujeres son sus protagonistas, tres de ellas hermanas, que encarnan las diferentes actitudes de la mujer en la España del 98: Mariana, marquesa de Sotoñal, que representa la tradición más rancia e intolerante de nuestro país. Munda, inconformista, rebelde y luchadora. Alejandra, pasional, y conciliadora, pero claramente comprometida con el nuevo tiempo que se está gestando, y María Francisca, hija de Mariana y víctima silenciosa del mundo mezquino que su madre construyó para ella.
         Y es esta última la que desencadena la acción de la novela al revelar, en su lecho de muerte, que tiene dos hijos perdidos y desconocidos por todos. Un misterio de familia que se encargarán de intentar desvelar sus tías Munda y Alejandra, y que nos llevará, con continuos saltos en el tiempo narrativo, a profundizar en los distintos aspectos y en las condición de las mujeres españolas de esa época: en la lucha por los derechos que comenzaron a fraguarse a comienzos del siglo XX; en el nacimiento de un feminismo que luchaba por la consecución del voto de las mujeres; en sus reivindicaciones para acceder a la Universidad; en las condiciones infames del trabajo de las mujeres en las fábricas; en el sometimiento a la autoridad del marido hasta para las cosas más nimias, como viajar en tren solas; en la influencia plomiza de la Iglesia en las conciencias femeninas, e incluso en la participación de las mujeres en las logias masónicas.
         La novela de Inma hace visibles las manos de tantas mujeres que con sus deseos, sueños, luchas y sufrimientos se atrevieron a girar el reloj de arena. Y la “historia” ya nunca volverá a ser la misma.        
         Nos vemos en La Seca el día 15 de marzo a las 18.00 h en La Cilla. Allí nos espera Inma Chacón, el Tiempo de arena.
Javier Rodríguez