jueves, 19 de febrero de 2009

Las olas y horas de Virginia Woolf

Las olas y el mar son metáforas presentes en la obra de Virginia Woolf. Si queréis saber algo más sobre esta escritora y dejaros arrastrar por la marejada de sus palabras, mirad este vídeo. Sentimos que no podáis leerlo con mayor nitidez. Disfrutad al menos de la estupenda música de Philip Glass, de las imágenes y, si podéis, saboread sus palabras. Gracias a todos por vuestros comentarios.



video

martes, 3 de febrero de 2009

La encrucijada de Virginia Woolf


LA ENCRUCIJADA DE VIRGINIA WOOLF

Las olas de Virginia Woolf llegan a nuestro Mar de Incertidumbres. Precursora de la novela moderna, icono del movimiento feminista por la denuncia de la invisibilidad de las mujeres en una sociedad marcada por el puritanismo proverbial, es conocida por muchas personas por su encrucijada vital entre la intensidad con la que vivió y su suicidio. Polémica, controvertida, rebelde, nos arrastra en el oleaje de sus palabras en el mundo interior de sus personajes y el fluir de sus pensamientos. Sus novelas, en las que el tiempo no es lineal, están plagadas de sensaciones, que describe con tal detalle y sutileza que no puede dejar indiferente a quien las lee.

Sus descripciones se recrean en imágenes y metáforas que nos permiten mirar con sus ojos, leyendo. Un ejemplo de su prosa poética es este fragmento de su novela Miss Dalloway:



Quiet descended on her,

Calm, content, as her needle,
Drawing the silk smoothly
To its gentle pause,
Collected the green folds together
And attached them, very lightly,
To the belt.

So on a summer’s day
Waves collect, overbalance,
And fall;
Collect and fall;
And the whole world seems to be saying
“That is all”


More and more ponderously,
Until even the heart in the body
Which lies in the sun on the beach
Says too, That is all.


Vivió en un entorno social coercitivo y se enfrentó a las limitaciones impuestas. Escribió: “No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.

Además de sus novelas, destacó por sus ensayos y conferencias en las que trasladaba sus propias incertidumbres a quienes la escuchaban. ¿Cómo adentrarse en las miradas de los personajes que crea en sus novelas sin cuestionarse si hay otras formas de vivir?

“¿Es que la vida es así: es necesario que las novelas sean así? Miren hacia afuera y verán, creo yo, como la vida es otra cosa. Examinen por un instante un ser ordinario, en un día ordinario. El espíritu recibe una mirada de impresiones triviales, fantásticas que se desvanecen o se graban con la nitidez del acero. Llegan a todas partes, como una incesante lluvia de innumerables átomos. Y a medida que caen, a medida que se reúnen para formar la vida del lunes, la vida del martes, cambia también el momento importante, que hay que buscar en seguida en otro sitio…”.

Decidió morir, pero su obra es un ejemplo de vida y su biografía una muestra de vivir intensamente.

"Y Clarissa se inclinó hacia delante, lo cogió de la mano, lo atrajo hacia sí, lo besó; de hecho sintió el rostro de Peter contra el suyo antes de que dentro de su pecho pudiera dominar el tumulto de plumas con destellos plateados, de cortaderas agitadas por un vendaval del trópico, y que, al calmarse, la dejó con una mano en la de Peter, palmeándole suavemente la rodilla y sintiéndose, mientras volvía a recostarse, extraordinariamente agusto con él”
(Fragmento de la novela Miss Dalloway, de Virginia Woolf).


Os invitamos a la conferencia que podéis ver en el cartel sobre Virginia Woolf. Será el próximo día 11 de febrero a las 17. 00 h en Tordesillas.