sábado, 6 de abril de 2013

LOS PERSONAJES SECUNDARIOS DE NICOLE KRAUSS


Comenzamos el tercer trimestre del taller de escritura de este año con el libro de la escritora norteamericana Nicole Krauss: La historia del amor. Como en otras ocasiones, uno de los objetivos principales del club de lectura es ofrecer diferentes miradas, técnicas y formas narrativas.


La obra de Krauss es un claro ejemplo de la evolución de la escritora en el tránsito entre la poesía y la novela, porque atrapa como pocos la fusión entre ambos géneros, eludiendo el exceso de cultismos y ornamentación en la escritura. Por otra parte, su fluidez narrativa y el cuidado meticuloso en el juego con la estructura de la novela mantienen al lector expectante y emocionado de forma simultánea.

Nicole Krauss utiliza la metaliteratura al estilo "austeriano", pero añade algo más singular: la fuerte presencia de los personajes secundarios que aparecen, que no solo se cruzan en la historia, sino que se convierten en nexos claves para entenderla.
Desde aquí, no queremos desvelar más entresijos de La historia del amor porque nos gustaría que fueran surgiendo a partir de su puesta en común el próximo día 10 de abril en el taller de escritura de Ciguñuela.

7 comentarios:

  1. “LA HISTORIA DEL AMOR” de Nicle Krauss. Especial, diferente… muy recomendable. Aquí unos recortes:


    Y sin embargo.

    Un par de meses después del infarto y cincuenta y siete años después de haber abandonado, volví a empezar a escribir. Lo hacía sólo para mí, para nadie más, y ahí estaba la diferencia. No importaba si encontraba las palabras, es más, yo sabía que sería imposible encontrar las palabras justas. Y porque aceptaba lo que una vez creí posible era imposible en realidad, y porque sabía que de aquello nunca enseñaría ni una palabra a nadie, escribí una frase:

    “Érase una vez un niño.”
    ….
    Cada mañana un poco más.

    “Érase una vez un niño.” Vivía en un pueblo que ya no existe, en una casa que ya no existe, al borde de un campo que ya no existe, en el que todo se descubría y dodo era posible. Un palo podía ser una espada. Una piedra podía ser un brillante. Un árbol, un castillo.

    “Érase una vez un niño que amaba a una niña, y la risa de ella era como una pregunta que él quería pasar la vida contestando.

    Nos vemos el miércoles en Ciguñuela. Ana

    ResponderEliminar
  2. Tengo tantas emociones que no sé por donde empezar,primero la muerte del gran Jose luis Sanpedro,yo me aprendí (el que no genera felicidad no tiene derecho a disfrutarla)no es testual, pero su contenido lo he tenido presente en mi vida,y he procurado estenderlo a los demás, me siento huerfana.
    Lo del libro La Hª del amor,es tan complejo, tan maravilloso, que despues de los comentarios de Ana Melero, he querido ir para atrás para organizar el puzle como ella lo llama, con ese interesante comentario, del pequeño dibujo, con que inicia cada capítulo que corresponde al personaje que habla en ese momento,Como me gusta Ana anlizando los libros,eso si hay suerte de que la guste.
    Y todos los apartados que Elena tenía elegidos, gracias me habeis ayudado a comprender más cosas
    Teresa

    ResponderEliminar
  3. La Historia del amor no es una única historia sino que son varias historias entrelazadas y superpuestas; y no es sólo un amor, son todos los amores posibles: amor sexual, amor fraterno, amistad, amor incondicional, amor de duelo e incluso amor divino. Todo ello está contado por diferentes voces, diferentes narradores cada uno con su forma particular de expresarse con un sencillo estilo literario donde une humor y ternura.En eta historia se mezcla la melancolía de los ancianos, la ingenuidad de los niños, la añoranza de los seres queridos perdidos... Puede que la acronología del relato pueda dificultar la lectura y comprensión. Me parece que lo que más complica su lectura es la inclusión de múltiples términos de la cultura y tradición judía, muchos se deducen por el contexto, así que no son impedimento para la comprensión global. En esta novela se incluye fragmentos de otra que es la que da títuli y todos esos fragmentos son... son... sin palabras porque todos ellos me han cautivado como numerosos pasajes alo lo largo de toda la obra. Resumiendo: encantada con "La historia del amor".

    ResponderEliminar
  4. Novela tierna, compleja, con personajes imbricados entre ellos, a veces difícil de seguir, con un estilo de economia en puntuación que dificulta su lectura. Es el estilo de Krauss, es así. Personajes con desarrollo forzado, como si estuviera el autor dividido en dos, ó quizá tengan otro autor. De cualquier manera me ha permitido reflexionar sobre la vida amorosa. Final un tanto forzado, pero sorprendente. Un libro que merece otra ocasión de lectura, lleno de citas lapidarias a recordar si se pudiera. Pero que no se la voy a dar: hay mas cosas que leer. Muchas gracias por enseñarmelo desde aquí.

    ResponderEliminar
  5. Este libro me ha gustado mucho a pesar de esa “Tierra del Medio” donde me perdí y, al final algunos puntos no me quedaron claros, como la relación de amistad entre ellos. Aunque podría aclarar, que más que el libro, me ha gustado sobre todo, su personaje central, Leopold Gursky, que desde las primeras líneas del libro me conquistó: “¿Qué tienen en deportivas?”, ¡Qué mordaz!, ¡qué ironía de viejo! Brillante!!!
    pero podría ir todavía más allá y hablar de esa bipolaridad llamada Leo y Bruno, Bruno y Leo, que me dejaron momentos inolvidables como el del walkman: “ ¡ Ineluctable modalidad de lo visible: al menos eso” (Ulises) - simplemente encantador. En este punto, recordé una pareja irrepetible: Walter y Jack o lo que es lo mismo Matthau y Lemmon, Lemmon y Matthau, cualquiera de los dos podría ser Leopo o Bruno.
    Ya que he abierto la espita cinematográfica, permitidme hablar de otras relaciones que no sé por qué, fueron apareciendo, como “Rebeca”, que aquí sería Alma, ese personaje central alrededor del cual gira la historia, pero que no aparece directamente, sino a través de los demás; y hablando de Hitchcock y sus cameos, ¿qué tal los de Borges, o de Philip Roth? Divertido, no? Por último, algunos capítulos del libro, “La Edad del Silencio” y “El Nacimiento de los Sentimientos” me llevaron a “En busca del Fuego” una película con la que disfruté mucho en su día viendo cómo descubrían la risa y muchas más cosas, para las que siempre ha habido una primera vez.
    Me gustó el libro también, más que por su trama central, que quizás está un poco anudada, por sus episodios aledaños, cotidianos, llenos de presente, de vida, de soledad, de ironía, de amor…

    “Adiós, Amores Míos”

    S¡lv!a

    ResponderEliminar
  6. Con mis ojos llenos de nubes, no pude terminar de leer este libro, tengo pendiente terminarlo cuando pasen los nubarrones.
    Al igual que tengo pendiente un taller en Ciguñuela...
    Besos olas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ola.
      Sí, sí, sí...,
      ¡que la marea te traiga a Ciguñuela: queremos verte y darte un fuerte abrazo!!!
      Bikiños
      S¡lv!a

      Eliminar