sábado, 1 de diciembre de 2012

LENINGRADO TIENE SETECIENTOS PUENTES


Como todo lo bueno, se hace esperar…
El próximo día 5 de diciembre llega Mar al Mar. Sujetaos bien las bragas de perlé, que vienen curvas.

Las trompetas de Jericó anuncian la salida hacia este viaje por los setecientos puentes de Leningrado, con escala en el limbo. En el equipaje rojo, llevamos preguntas sin respuesta y otras respuestas sin preguntas que seguro Mar estará encantada de contestar. Expectantes, escucharemos de sus labios cómo Eulalia Blum se pudo morir dos veces, y saber si hemos sido agraciados con la herencia del testamento ológrafo mientras el perro que fuma mira con el tercer ojo a las ondas de Martenot.
La marcha fúnebre del Concierto para hombre solo sigue los pasos de el vendedor de huesos, y Sosias deja vagar su mirada por los tres cerros de el año que no florecieron los almendros, mientras la dama de cobre sirve con exquisita maestría un té que lleva preparado en el portaviandas de Bombay.

No será a las cinco de la tarde, sino a las 18.00 h en la biblioteca del Centro de Educación de Adultos de Tordesillas, donde nos reuniremos las olas con Mar para escuchar estas historias y todo lo que nos quiera contar.

No faltéis, os esperamos…

(Espero que Mar Sancho me  perdone por la utilización de los títulos de sus cuentos…).

Rosa Martínez Famelgo

9 comentarios:

  1. Pasamos lista y a quién falte...

    Besos olassssss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que estupenda la tarde de ayer con Mar Sancho, me gustó tanto que me apenó que acabara.Ahora empiezo a leer Lenigrado tiene setecientos puentes.

      Eliminar
  2. El tio Leandro y su herencia del curso de ruso, el personaje que despista maletas, la amistad que fluye en el gesto de llevar comida en la india...Este libro es sin duda una ventana abierta a diferentes culturas y mundos. Gracias Mar por acercarte hasta Tordesillas.

    ResponderEliminar
  3. En una biblioteca te encontré!
    En una biblioteca donde no se te podía leer sino investigar!
    En mas bibliotecas te rastreé, me confundí de nombres,de lugares...,no progreso como investigadora!
    En una coqueta biblioteca espero escucharte atentamente!!!
    Nos vemos Olas...
    S¡lv!a

    ResponderEliminar
  4. Todo un lujo contar con la presencia de Mar Sancho en el Taller.
    Os dejo un fragmento de un poema suyo.

    Bellingham

    Maldigo todas las mañanas lluviosas de mayo
    cuando el paisaje a rayas se desmaya en la ventanilla
    mientras vigilo el reflejo también trémulo de mi rostro
    avanzando voraz sobre las marinas, sobre las montañas;
    si no fuera por el lunar fronterizo a esos labios callados
    hace tiempo que sería incapaz de reconocerme.
    [...]

    Cánticos del Amtrak Cascades. Premio Jaime Gil de Biezma (2008).

    ResponderEliminar
  5. Del mismo maravilloso poema:

    Edmonds

    Me ha vencido el sueño mordisqueando el temblor de los abetos
    sobre los charcos donde el tren se ahoga horadado de ventanas
    sin que nadie agite los brazos; un racimo de marineros disecados
    arroja canciones de cinc a la bahía y después de cenar sus esposas
    los amarán melancólicas como el día pluvioso en que se conocieron
    ante esa casa ronca de madera que huye de mis ojos al despertar.
    [...]

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, olas!. Qué bien me lo pasé ayer escuchando a Mar, cuánto disfruté de sus historias y de esas cositas que solo si te las cuenta el que las vive, te llegan de una manera también especial.
    Gracias por venir, Mar, me encantó conocerte.
    Gracias también a ti Marta, porque "sabes insistirme", porque gracias a tus empujoncitos, consigues que esto de juntar palabras cada día me resulte más apasionante.
    Ana, Marta, Ricardo, Rosa, S¡lv!a... una velada entrañable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ayer rompí mi monotonía: hice un maravilloso viaje. Rumbo: La Villa del Duero – 5 de Diciembre – La luz entreverada de ocasionales renglones naranjas se dirige al horizonte, yo me quedo en la Biblioteca. Hay poco sitio fuera y dentro pero, ¡qué bien aparco! – mi poco espesor me ayuda a salir del coche. Llego por los pelos que no peiné y llego inquieta – con un abrigo rojo pero sin mi vieja“Divina Comedia”. Intercambio sonrisas y miradas de complicidad y tontería (ésa solo mía) – me encanta: una vez más estamos apretujadas – Una picante expectación nos quema – o quizás solo es mi estresada digestión.
    Con el retraso de rigor entra Ella. Parece fascinante, pero, qué se yo, solo es una primera impresión (que ya traía de casa) – ¡qué currículo! que tan bien nos expone Marta.
    Ella habla y suena dulce y familiar y sus expresivos ojos nos miran y nos hablan también, incluso sus pelos tan bien peinados nos cuentan que han viajado, han vivido allá y acá, han visto muchas cosas, monótonas allí – sorprendentes aquí, OjOs muy abiertos y cuidadosamente enmarcados que dieron forma a la soledad infinita de la Patagonia, a conversaciones ocasionales en el entreacto con J. H.( me abstengo de ponerlo con todas las letras no siendo que un día me llame), a conversaciones dominicales en familia, a sabores lejanos de la India, a atmosferas muy cercanas descritas desde una piscina en Miami…_ ¡Ay! ¡Qué tendrán las piscinas! (yo insisto e insisto, y un largo, y otro largo, ahora boca-arriba, ahora a crol, que si ahora con aletas, que si ahora sin pinzas, que si ahora solo un brazo, que si ahora sin respirar… ¿Dónde está la inspiración? ¿En Miami?_¡No!, no hace falta ir tan lejos; antes de todo eso Ella leyó, mucho, desde casi siempre, lo devoró todo, desde la “A” a la “Z” y así fue como primero viajó a lugares tan extraordinarios como al Dublín de Ulises – mas real que el propio Dublin -
    Ella es real y realmente fascinante – ¡Qué suerte!

    Para todos aquellos que no tuvisteis la suerte de estar allí.

    (Quizás otro día me salgan las palabras y os cuente la felicidad que me produjo escuchar a Germán Delibes hablando de su padre, pero por si no lo hago, aprovechando que cuesta lo mismo, aquí dejo constancia.)

    {He viajado un poco por el teclado y ¡voilà! he encontrado más signos de puntuación}
    [Coincido contigo Rosy: Velada Imperial (que ahora se lleva mucho)]

    S¡lv!a

    ResponderEliminar
  8. Senti mucho no poder asistir,ahora tengo mi vida un poco patas arriba...en fin...aqui os dejo una estrofa con la que concurse en un certamen de estrofas encontra de la guerra.Se recibierón participaciones de todas partes del mundo y tuve la suerte de ganar en cuarto lugar pues tenian premio los 8 primeros. espero que os guste.


    ¿PARA QUE?

    ¡BRAVO! Ganaste tu...GUERRA.
    PERDISTE todo... y a TODOS.
    RECOGISTE tu botin...una oscura y fria NADA.
    DEMOSTRASTE que...toda tu IGNORANCIA.

    MAY...BESOS SONRIENTES.

    ResponderEliminar