sábado, 29 de enero de 2011

'SOMBRA DEL CIPRÉS'. POESÍA VISUAL

.

“El hombre silencioso se encierra en su estudio. Anda con pies de gato para que la inspiración no se escape por la ventana y pone a trabajar el engranaje de su cerebro como una suave máquina de precisión 'made in Germany'.
Escribe poemas a los que luego rocía con gasolina, por ver si arden o, como sospecha, son simple piedra común. Pero persiste, sin sombra de desaliento, en busca de ese oro místico que raramente se encuentra y, para que no digan que diciembre es un mes frío, va desnudo.”
 
Julián Alonso
Escritor y crítico de Arte

El texto que leéis procede del catálogo de la exposición de poesía visual del escritor
Fernando Zamora, que iremos a visitar el próximo 2 de febrero: Sombra del Ciprés. Piezas de Cámara. La cita es a las 18.00 h en el Palacio Pimentel. Contará con la presencia del escritor, a quien desde aquí agradecemos su disposición para hacernos partícipes del proceso creativo e intelectual de su obra.
Podéis daros una vuelta por el artículo titulado “La sintaxis oculta de las cosas”, de Angélica Tanarro (
http://blogs.nortecastilla.es/angelicatanarro/category/la-sombra-del-cipres), donde veréis algunas de las obras de este artista palentino capaz de transformar un poema y convertirlo en un objeto plástico cargado de lírica, ironía y abstracción.
Es interesante también destacar su mirada surrealista, ya que ha sido uno de los temas que hemos tratado en el último Taller, jugando con el manifiesto surrealista de Bretón. Si además de contemplar sus objetos poéticos leemos los títulos de sus obras, como el de la imagen que acompañamos (Carta marina con esqueleto), veremos que la composición poética no solo va más allá del juego plástico, sino que denota una manera de entender la vida. Además de su acercamiento al surrealismo, podremos completar la imagen de un artista que se inspira también en el dadaísmo de Kurth Switters, a la vez que juega con las palabras al estilo Mallarmé con sus caligramas.
Os esperamos el próximo miércoles en el Palacio Pimentel y, como siempre, entre las olas de los comentarios de este blog. 

Desde aquí queremos agradecer a todos los tripulantes de otros talleres de escritura y literatura, todas las sugerencias que compartís que dan pleno sentido a la filosofía de este espacio. Gracias.

30 comentarios:

  1. Un momento de intrIga,
    cuando cruzamos miradas
    y la imaginación se dispara,
    antes de pronunciar palabra.
    Un momento de intriga,
    poniendo en el otro
    nuestros anhelos,
    que se destruiran pasado un segundo.
    Un momento de intriga y misterio,
    brillará en mis ojos,
    mientras te observo.
    Rosa M.

    ResponderEliminar
  2. COMPRAMOS ORO
    Y TODA CLASE DE JOYAS

    No se desprenda de ningún recuerdo
    sin consultarnos.

    Si es portador de alguna dicha
    ahora puede canjearla.

    Admitimos
    colecciones de nostalgia
    - antiguas y modernas -
    Piezas sueltas:
    heridas
    de amor.
    Solitarios engastes de palabras
    - diamantes como anillo
    al dedo -
    dijes, collares,
    pulseras de pedida
    con fechas del olvido.

    Liquidamos al contado.
    Contactar:

    de 4 a 8
    También
    domingos.
    Preciosos.
    Desusados.

    Fernando Zamora (“Campo a Través")

    ResponderEliminar
  3. RETORNO
    (a franquear en destino)

    Cuando llegue el pasado
    y este día parezca
    apenas una llama
    batida por el tiempo
    y tu paso intente
    de nuevo recorrer
    los campos y los bosques
    y las calles y las casas
    y tus ojos
    rodeados por el viento
    y la noche se deslice
    por tu boca.
    Cuando llegue el pasado
    nos encontraremos
    en el fin de este silencio
    y volverás
    a ser
    en cada cosa.

    Fernando Zamora. "Campo a Través". Fundación Díaz Caneja.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por invitarme a la exposición de Fernando Zamora, me ha inspirado y algunas de sus piezas, que encuentro llenas de sencillez,son terríblemente emotivas.
    Al igual que sus obras he encontrado muy poéticos los títulos de algunas de ellas como:

    Recuerdo de dónde no estuve, (caja redonda,hojas secas y agujones)
    Bosque portátil, (caja plástica transparente con ramitas secas dentro)
    Réquien del viajante con tabla de salvación, (caja con cristal,muestrario de botones y trozo de tabla)
    Ceniza de palabras, (caja de plástico y ceniza)
    Nasa(para cazar a la mujer araña)
    Fragmentos de memoria.

    Estas son algunas de las piezas que llamaron mi atención,tal vez compartáis conmigo esta pequeña selección y a los que no habéis podido ir, pasaros y disfrutad.

    A mis compañeras del taller,gracias por la compañía y el café,(os debo uno)me hubiese quedado con gusto.

    Nos vemos en el taller.

    Rosa

    ResponderEliminar
  5. !maravillosa tarde!
    y todo se traslucía,
    las piezas con sus títulos vibraban entre las miradas...
    su presencia se sentía
    hermosa despedida, dulce, amorosa...
    y de nuevo el encuentro, tan ansiado, con ese deseo prohibido que nos hace renacer cada mañan, soñar cada instante
    A tu lado, sólo tú, solo ella, sabe que me dicta mi sentir...

    ResponderEliminar
  6. Guardé tus miradas en una caja,
    para tenerlas de recuerdo,
    y en algunos momentos sacarlas.
    La mirada de cariño,
    aquella mirada extraña,
    la mirada que tienes cuando piensas,
    una mirada furiosa,
    la de pasión encendida.
    tu mirada de las dudas,
    una mirada felina,
    con una pizca de guasa,
    con lágrmas reprimidas.
    Todas, todas tus miradas
    las tengo aqui escondidas,
    en esta caja guardadas
    por si se me olvidan.

    ResponderEliminar
  7. Ayer iba un poco intrigada a la exposición, pues me había llamado la atención que el artista-cirujano usaba cosas de deshecho, incluso de su propio oficio!, no se, pensé que iba a ver al Dr. Frankenstein y sí, desechos había muchos, pero aparentemente, ninguno humano;
    Desinflado mi morbo, mirándolo bien, me pareció ver a Gary Cooper, solito ante el peligro, dedicado ahora a limpiar playas, bosques, rincones de su casa, de casa de su suegra…y con gran poso mental, aquello lo había reubicado en distintas “cajas” o soportes dándoles otra vez vida, para después lanzar un único disparo, directo, un disparo certero, sin huellas ni testigos, con el que rematar aquello recién creado: el Título.
    Títulos muy sugerentes, como los que menciona Rosa y tablas de salvación: Sálvese Quién pueda!!
    A mi me gustó mucho una de las obras con el título más evidente y quizás menos sugerente o quizás si: Mudéjar, hecha en blanco, blanco sucio de obra, que en sus juntas parece adivinarse un leve soplido de polvo del ladrillo y cuyos juegos geométricos de luces y sobre todo de sombras le imprimen mucha fuerza expresiva a la composición.
    Gracias “Gary Cooper” por regalarnos su tiempo.
    Gracias compañeras de taller por acercarnos un trocito de la obra poética de Fernando Zamora que tanto me han gustado

    S¡lv!a

    ResponderEliminar
  8. Cajas sin utilidad,clavos oxidados,canicas de cristal y otras muchas cosas vimos ayer con vida propia.
    Su autor Fernando Zamora explicando como lo había transformado y formado para que siguieran viviendo.
    Me gustan estas salidas culturales para ver cosas nuevas y diferentes.
    Un saludo
    Cristina

    ResponderEliminar
  9. trocitos pequeños, cajitas, pelotitas en sus estantes, bailarinas azules, "cositas" me llaman los navegantes y yo sigo soñand. Sueño con esa música que transforma los colores, con esa luz que modifica los tonos, sigo esperando el resplandor de las "cosas", ese brillo anhelado del cristal convertido en caja, esa pasión que se traslado al deseo, a tí, te sigo esperando, luz azul, bailarina del cielo.

    ResponderEliminar
  10. A pesar de mi ignorancia,lo ameno que se me hizo ayer la tarde,sobre todo después de ver lo que habían hecho mis compañeras y más cuando nuestro profe nos explicó todo lo que significaba.Gracias Javier gracias compañeras

    ResponderEliminar
  11. Entré en el laberinto
    siguiendo tus pasos,
    veia tus huellas,y pequeñas reminiscencias
    de tu perfume
    me llegaban en oleadas.
    En una vuelta del camino
    un destello me sorprendió,
    mis ojos siguieron su dirección
    y de repente solo te vi a ti, mi amor.

    ResponderEliminar
  12. Visitar la exposición de Fernando Zamora “Sombra del Ciprés. Piezas de Cámara” me ha hecho reflexionar sobre el arte. ¿Qué es el arte? ¿Qué es lo que hace que una obra sea una obra de arte? ¿Por qué surgen diferentes corrientes artísticas a lo largo de la historia? Dándolo vueltas he llegado a la conclusión de que para mí el arte es la manifestación de una forma superior de conocimiento. Un conocimiento no racional (ni consciente ni lógico) del mundo y del hombre, que necesita ser expresado; Pero su expresión sólo puede realizarse, a veces, a través de metáforas, ya sean éstas de palabras, táctiles, de colores… o de formas. Se trata de algo evocador y provocativo de límites inciertos, ya que artista y receptor no necesariamente traducen las metáforas a un mismo significado.

    Veo la obra “tabla salvavidas portátil” de Fernando Zamora y puedo sentir las olas que han ido golpeando esa madera hasta desgastarla, y oír al mar arrastrándola por la playa, meciéndola una y otra vez hasta pulirla. Siento que el proceso ha sido largo, días y noches, estaciones y años para conseguir la suavidad que muestra hoy. Para mí ese trozo de madera con su título es la metáfora de todo eso que me ha hecho sentir.

    Un trozo de vidrio verde resto de una botella entronizado en una madera (“Capilla para ateos” creo, no recuerdo bien el título) es para mí la elevación a sagrado del cristal; material que es capaz de dar su toque de color a todo lo que se nos muestra a través de él, o de deformar las imágenes. En un tiempo anterior habría sido considerado un amuleto de los dioses. Para mí esa obra es la metáfora de la religión.

    Cada obra, en particular, me ha provocado sensaciones diferentes; pero en conjunto toda la exposición (por sus materiales simples, cuya base fundamental es la madera, que además es madera con otras historias en su memoria; la sencillez y pureza en las formas como un intento de huida de una realidad recargada; el deseo de devolver la autoestima a objetos mediante uniones y trasplantes) me ha hecho pensar sobre la vida útil y el alma de las cosas, sobre el universo como una constante unión y descomposición de elementos, sobre el cambio continuo y acelerado de lo que me rodea, a la vez he sentido un gran deseo de pararme y respirar sin prisa, saboreando el aire, el color, el tacto y la forma de las obras expuestas, y también, por qué no, de la vida.

    Ya lo sé (lo siento), me he vuelto a pasar escribiendo,… sólo una cosa más: dar las gracias a Fernando Zamora por su amabilidad y sus explicaciones, una exposición guiada por su autor siempre es un lujo. Gracias.

    Ana

    ResponderEliminar
  13. Ana,me alegro de leerte,tus elucubraciones siempre me hacen sonreir.

    ResponderEliminar
  14. Cruzamos una mirada
    rozamos un suspiro,
    imaginamos un beso,
    supimos en ese momento
    tan inteso,
    infinito,
    nuevo,que seríamos
    amor eterno.
    Rosa M.

    ResponderEliminar
  15. Intencionadamente te besé
    sabiendo que no querías,
    a sabiendas que me odiarias
    buscando un no se qué.
    Escondiste tu mirada,
    levemente enojada.
    Rosa M.

    ResponderEliminar
  16. Ay! Qué bonito es volar
    a las dos de la mañana
    a las dos de la mañana
    Ay! Qué bonito es volar ¡Ay mamá!
    Subir y dejarse caer
    en los brazos de una dama
    en los brazos de una dama
    Y hasta quisiera llorar ¡Ay mamá!
    (...)

    La Bruja
    (canción popular mejicana)

    ResponderEliminar
  17. En la exposición de Fernando Zamora, pudimos contemplar una gran variedad de obras, en las cuales demuestra una gran creatividad.
    La combinación de maderas, pinturas, plásticos, oxidadas puntas y otros materiales, provoca un cumulo de emociones y sensaciones, al espectador.
    Me gusto la caja que contenía la semilla (la potencia de la semilla). La semilla es cada uno de los cuerpos, que forman parte del fruto que da origen a una nueva planta.
    En su exposición, hay muchas “semillas” (que son ideas esenciales) para poder desarrollar sus creativas obras (una idea, una obra) que genialidad…
    Gracias por sus explicaciones, pues es un lujo poder admirar una obra, a través de los ojos del autor.
    Un saludo
    Isabel

    ResponderEliminar
  18. "SE BUSCAN"

    Objetos sin uso,
    olvidados, escondidos,
    sin pretensiones.

    Se gratificará con:
    Nuevos usos gratos a la vista
    y al espíritu,
    evocaciones al pasado
    y posibles vistas al futuro.

    Preguntar por el transformador de útiles
    Fernando Zamora.

    Rosa M.

    ResponderEliminar
  19. ¡Que bonito¡Rosa,eres increible,tú tambien tienes mucha imaginación.Nos animas mucho, sigue así.Un saludo para todas.
    Isabel

    ResponderEliminar
  20. felicidades Rosa,escribes muy bien enhorabuena me encantan tus poesias,y animaros a todos a escribir en el blog, hasta proonto

    ResponderEliminar
  21. Ponemos nuestras esperanzas
    a la espera de conocer las
    últimas noticias
    ligadas a la paz,
    Imaginamos un mundo libre
    nacido de pensamientos
    anatomicanente perfectos.
    Rosa M.

    Quiero daros las gracias a todas por animarme a escribir. Y espero leeros pronto.
    Entro todos los dias a zambullirme en este, nuestro mar, con la esperanza de encontrarme nuevos comentarios que me hagan pensar o que me dibujen una sonrisa en la cara.
    Tambien espero con gusto las nuevas entradas,que os inspiran siempre unos comentarios tan buenoos.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  22. भारत गणराज्य.- Puede que la luna sea una sonrisa, como en Brasil, puede que sea un guiño a una nueva vida. Es posible que sea un lugar donde los anhelos se vivan, donde las esperanzas se transgredan, se vulneren para hacerse realidades. Puede que sea cierto, puede ser qué?... todo es posible

    ResponderEliminar
  23. SOBRE LA SUPERFICIE

    Sobre la superficie
    del mar encandilado
    de las seis de la tarde,
    saltan algunos peces
    que dejan sobre el agua,
    al caer, una onda.
    Así, a trechos, bordado
    el mar por esta aguja
    parece que sonríe:
    sonrisas que se ensanchan
    y cierran lentamente;
    sonreír de la orilla,
    encaje de la falda
    azul y transparente

    Josefina de la Torre - "Versos y estampas" (1927)

    ResponderEliminar
  24. Gracias por su presencia, Fernando Zamora, fue todo un lujo poder contemplar la esposición dirigida por el propio artista

    ResponderEliminar
  25. Tardes placidas
    en la soledad de mi casa,
    repletas de remembranzas,
    envueltas en finas nieblas.
    Sencillas y dulces tardes,
    adormecida en la siesta
    Rosa M.

    ResponderEliminar
  26. Las "cajas" de Fernando Zamora encierran una manera de ver la realidad, cajas que se nos abren al resto y nos muestran un puñado de objetos que han cobrado una nueva dimensión en ese nuevo habitáculo en el que están inmersos. Útiles cotidianos que pasarían desapercibidos e incluso olvidados, pero que en ese espacio cobran vida, están llenos de un significado , sencillo, es verdad, pero que hemos necesitado la explicación del autor para caer en la cuenta. Sin la voz del autor quedarían, tal vez, incomprendidos a pesar de la sencillez de las formas y la obviedad de las mismas.

    También quería añadir que "Borrón y cuento nuevo" es "sencillamente" genial.

    ResponderEliminar